jueves, 17 de julio de 2014

EMILIO ROJO,UN RIBEIRO SOBRESALIENTE




Color amarillo pajizo limpio y brillante. 
La nariz es delicada, sencilla, sin gran opulencia, fresca, fruta blanca, algo de melocotón, recuerdos a piña, balsámicos, hierbas de monte y al final hinojo, todo ello envuelto en elegante mineralidad. Nariz fresca y más compleja de lo que inicialmente parece. 
En boca tiene buena entrada, fresco, cierta untuosidad, buena acidez, elegante en el paso, delicado y con personalidad, fruta y notas herbáceas antes de un final de muy buena longitud tras el que quedan sensaciones de fruta, hinojo y de nuevo minerales. 
Creo que ganará con algo más de botella. 
Es un vino original, elegante y que no puedo catar sin recordar la experiencia de haber conocido a Emilio, también original y único, desde luego